En el barrio Quintas de Santa Ana primer sector, la comunidad ha luchado por restablecer un lugar que tenía problemas de invasión de espacio público, pero ahora es un escenario que se espera recuperar para hacer celebraciones eucarísticas.

En una propiedad de la Diócesis de Soacha que equivale a un terreno donde se podrían construir 8 casas con un área de aproximadamente 12,40 X 12,40 metros, está ubicado sobre la carrera 14s No. 13-144 del barrio Santa Ana 1 sector, pero desde el 17 de mayo pasado se está construyendo una capilla católica que tiene el nombre de los Santos Esposos San Joaquín y Santa Ana; cuenta con licencia de construcción para obra nueva y demolición total, con uso institucional.

Aunque el predio señalado cuenta con dueño, servicios públicos, y la inmobiliaria IC donó el lote para una capilla, hoy la comunidad carece de materiales, motivo por el cual se ha atrasado la iniciativa. Se ubica en un sector del municipio que tiene 1.100 casas, cerca de 6000 habitantes y un amplio número de personas que creen en la fe católica, quienes desde años se reúnen en la Parroquia de la Señora de la Asunción, del barrio vecino Ciudad Latina.

La capilla debía existir hace 25 años cuando empezó la construcción del sector, porque allí funcionaba una fábrica de placas de concreto. “Hemos tenido bastantes inconvenientes porque el municipio envío mucha gente reubicada, les hicieron falsas promesas, la administración pensó que esto era espacio público y lo que pasó fue que invadieron parte del sector. Duramos un año largo en proceso demostrando que esto era de la Diócesis”, argumento Ángel Rodríguez, líder comunitario de Quintas de Santa Ana.

Miles de promesas rondaron por el lote, hasta un polideportivo se quería construir, pero la comunidad reclamaba el espacio para la iglesia con el fin de no desplazarse hasta otro barrio a escuchar la misa, es así que hace un año los jóvenes pintaron las paredes del templo con el viacrucis; ahora se celebra la eucaristía a cargo del párroco Alirio de Jesús Ortiz, los domingos a las 7 de la mañana.

La diócesis de Soacha ha intervenido en la edificación de la obra, ha aportado la parte técnica y la mano de obra, por ello la colectividad hace un llamado a quien desee colaborar.  “La invitación es para que la comunidad se solidarice para aportar materiales como ladrillo, bloque número 5, varillas, cemento, gravilla. Cualquier ayuda se recibe en el lugar, o se pueden comunicar al número 3144631660”, manifestó Rosendo Quintero, líder comunal del sector.

Tomado de: Sala de prensa Alcaldía de Soacha