Esto con el fin de ahorrar agua  sin afectar en el suministro a las comunidades cercanas.

El Río Bogotá, es el segundo más importante del país y según el análisis de la Universidad de La Sabana, aporta el 31.7% del PIB nacional y se estima que para el 2.025 en su zona de influencia vivan alrededor de 12 millones de personas.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca “CAR” informo que las bajas precipitaciones en la parte alta de las montañas han ocasionado la disminución de los embalses que soportan el abastecimiento de agua para la capital del país y los municipios cercanos, es por esto que entre este jueves y hasta el 25 de julio se realizara un trasvase en la represa de Chingaza al embalse de San Rafael, para que el agua llegue al río Teusacá, ubicado a la altura del municipio de Zipaquirá, sin afectar el suministro a los municipios aledaños.

Comento uno de los funcionarios de la CAR “Queremos dar un parte de tranquilidad, ya que hemos estructurado un sistema de vigilancia estricto para evitar que los niveles de agua sobrepasen los límites que puedan representar una afectación directa a la comunidad”

Se estará monitoreando este proceso las 24 horas y trabajará de la mano con las Unidades de Gestión del Riesgo de los municipios de la Calera y Sopó, los ribereños del río Teusacá y demás habitantes de la zona.

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: El Espectador