La plenaria del Concejo de Bogotá debatió este domingo un proyecto de acuerdo propuesto con el fin de regular las condiciones para la comercialización de animales domésticos en plazas de mercado y otros establecimientos de comercio en Bogotá.

Otros efectos del proyecto aprobado son el desincentivo a la comercialización y reproducción de animales de compañía que son susceptibles a padecer diferentes enfermedades. También le ordena al Distrito formular alternativas económicas para los comerciantes de animales, por lo que el Instituto para la Economía Social (IPES) tendrá que formular una reconversión económica para los comerciantes de 71 locales en los que se ha detectado el comercio de animales vivos.

El proyecto de acuerdo fue liderado por los concejales Andrea Padilla (Alianza Verde) y Celio Nieves (Polo Democrático) y acompañado por las bancadas de ambos partidos y la cabildante Maria Victoria Vargas (Partido Liberal).

Tomado de: El Espectador

Editado por: Nickole Gomez