El Juzgado 59 Administrativo de Bogotá dio el fallo a favor de Javier el joven lesionado.

Los hechos se presentaron en el año 2011 en Rubiales donde hubo una protesta petrolera por parte de los empleados, a este lugar llegaron los agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios “Esmad” quienes lanzaron gases lacrimógenos, según Javier el joven que resultó lesionado fue obligado por parte de unos protestantes a conducir un vehículo y en medio de los gases perdió la visibilidad y el control del vehículo el cual al detenerse fue víctima de golpes de bolillo, macanas, patadas, insultos y amenazas por parte de al menos 20 agentes.

Publicidad

La empresa Pacific Rubiales le prestó los primeros auxilios y fue trasladado al Hospital San Ignacio en Bogotá, Por estos hechos, se inició una investigación en la Policía y en la Fiscalía, Javier y su familia demandaron a la Nación por los por los perjuicios causados y las lesiones que recibió por parte de miembros del Esmad”.

Es por ello que El Juzgado 59 Administrativo de Bogotá determino que la nación deberá indemnizar a Javier porque además de perder la vista de un ojo, perdió su empleo lo cual genero cambios en su estilo de vida. “La lesión sufrida por el aquí demandante, constituye un daño que resulta antijurídico, toda vez que la integridad física es un bien jurídicamente tutelado y nadie está obligado a soportar la pérdida o afectación de la misma, motivo suficiente para condenar a la Policía Nacional, con base en el régimen jurídico de responsabilidad aplicable al caso en concreto”

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: El Tiempo