La secretaría de hábitat y vivienda de Cundinamarca, entregó un informe con las cifras de inversión en programas de vivienda durante el 2020 y los avances que han tenido nuevos proyectos en el departamento.

Buscando mejorar la calidad de vida de los hogares más vulnerables en los 116 municipios de Cundinamarca, la secretaría de hábitat y vivienda ha ejecutado diversas acciones a través de iniciativas como la construcción de vivienda nueva rural y urbana, el mejoramiento de vivienda y acceso a subsidios para adquirir casa o apartamento propio.

Durante el 2020, el Programa Mejoramiento de Vivienda Urbana y Rural se enfocó en mejorar las condiciones de vida de la población vulnerable y Víctimas Del Conflicto Armado –VCA, logrando la asignación de recursos por $5.100.000.000 para los municipios de Chía, Cajicá y Fusagasugá, y una asignación de recursos del orden municipal por la suma de $4.500.000.000, para la ejecución de obras de mejoramientos de viviendas urbanas en el marco del Programa Casa Digna.

El proyecto beneficiará a 900 hogares y las obras serán entregadas a finales del 2021. Así mismo, se destinaron $2.830 millones para mejoramiento de vivienda rural financiados por la Secretaría de Hábitat y Vivienda, y beneficiará a 608 hogares de las zonas rurales de 34 municipios. Además, 61 hogares del municipio de Funza se beneficiarán con la ejecución de obras de mejoramiento de viviendas urbanas, con una inversión departamental de $200 millones e igual suma por parte del municipio.

En cuanto a la construcción de Vivienda Urbana y Rural, con la estrategia “Plan Semillero de Propietarios”, durante el 2020 un total de 11.185 hogares fueron beneficiados y se asignaron 396 subsidios de arriendo para familias con ingresos entre 1 y 2 Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes- SMLMV.

También se encuentra el Programa Vivienda Social para el campo, al que se postularon ocho grupos de municipios para acceder a los recursos del orden nacional.

Al respecto la secretaria de Hábitat y Vivienda señaló, “fueron seleccionados los municipios de Beltrán, Pulí, san Juan de Rioseco y Chaguaní, en los que se llevará a cabo la construcción de 200 soluciones de vivienda para población vulnerable con enfoque diferencial. El valor total del proyecto asciende a la suma de $13.026 millones, de los cuales el Gobierno Nacional aportará el 50%, es decir $6.513 millones, y la Secretaría de Hábitat y Vivienda la suma de $3.257 millones equivalente al 25% del valor total de las viviendas”.

Información de: Gobernación de Cundinamarca