Hace unos días se presentó una situación en un viaje de Pereira a Ibagué donde dos perros estaban en un costal “viajando” en la bodega de un bus, esto causó indignación y preocupación por la forma en como están transportando y manipulando a las mascotas.

En la semana santa muchas personas desean tomar la decisión de viajar con sus mascotas y por esto se debe tener en cuenta que los animales son seres sintientes y no un equipaje más, se planteó una ley donde aclara que cualquier cosa que afecte a aun animal se sanciona o penaliza, sin embargo, hay algunas medidas que se deben tomar para asegurar el bienestar de los animales.

  • La última comida deberá ser, mínimo, dos horas antes del viaje para evitar mareo y vómito.
  • Tenga al día el esquema de vacunación y desparasitación de su mascota.
  • Lleve con usted elementos como carné de vacunación, collar, bozal, juguetes, elementos de aseo, botiquín de emergencia, etc.
  • Nunca medique a su mascota con relajantes sin la asesoría de un profesional veterinario.
  • Viaje con animales sanos. Si su mascota ha tenido dificultades de salud recientes, quizá viajar no sea una buena idea.
  •  Mascotas de raza braquicéfala (perros: pug, bulldog inglés o francés, pekinés, shar pei, etc.; gatos: persa, himalayo, birmano, etc.) no deben ser sometidas a viajes de más de cuatro horas.
  • Asegúrese de que su mascota se pueda identificar.
  • Lleve suficiente comida al lugar de destino.

Se recomienda a los dueños revisar indicaciones y medidas específicas dependiendo la manera en la que desee viajar.

Tomado de: El Tiempo