Debido a la producción masiva de cannabis en interiores el consumo intensivo en luz y climatización ha causado que afecciones en el medio ambiente de una manera significativa según estudios.

El estudio evidencia que aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de cannabis se atribuyen en gran medida a la producción de electricidad y al consumo de gas natural, debido a que se multiplica el uso frecuente de estos contaminantes, siendo un riesgo no solo para el ambiente si también para las personas cercanas a el lugar.

Tomado de: El Tiempo