El día de ayer 21 de mayo, en virtud de una valiosa y decidida intervención, ese semblante cambió radicalmente; luego de importante proceso de remodelación irradian un ambiente que favorece las condiciones anímicas tanto de los pacientes como del cuerpo médico según algunas calificadas opiniones.

La tarea de recuperación de las cuatro salas de cirugías se constituyó en un reto tanto del gerente John Catillo, como de las subgerencias y todo el personal de la institución, quienes no escatimaron esfuerzos con tal de sacar adelante la propuesta.

Y créase o no, no fueron necesarias grandes partidas como podría esperarse; solamente invirtieron 105 millones de pesos gracias a que la propia institución asumió los trabajos; quiere decir que no acudió a las famosas contrataciones en cuyo caso, mal contados, lo mismo hubiese requerido $400 millones de acuerdo a algunos estimativos. Otra cosa: la obra fue ejecutada en apenas dos meses. La iluminación experimentó cambio radical; ahora ofrece un sistema igual a los exigidos para unidades similares en instituciones de superior nivel; se reacomodaron las áreas internas incluyendo las farmacias anexas a las salas de cirugía.

En la transformación aparecen las puertas de ingreso a los quirófanos y toda el área que le corresponde; tiene una señalización que se constituye en importante novedad. Hay muchos otros detalles fundamentales para el cuerpo médico y de enfermería.

Toda la obra se traduce en avance significativo para la institución pero, en grado importante, para los usuarios de Fusagasugá, el Sumapaz y Cundinamarca, incluso el país. Ese era y es el principal objetivo según expresó el gerente de San Rafael, John Castillo, al entregar la obra hace algunos días.

Las opiniones y comentarios sobre el trabajo y, más que ello, por la transformación de los quirófanos merecieron numerosos reconocimientos de todos los sectores.

Desde afuera las miradas eran incrédulas debido a las vivencias de muchos años; adentro el tono era de euforia; de satisfacción al saber que formaban parte de una administración que avanzó en su misión; en el propósito de cumplirle a la sociedad; del deber cumplido.

Uno de estos testimonios se conoció a través del jefe de Control Interno Óscar Acosta Arias:

“De una manera humilde y sencilla reconozco que fue un trabajo en equipo, con lo cual estoy totalmente de acuerdo; pero yo como Jefe del organismo de Control Interno del Hospital, debo decir que el estilo de dirección ejercido por el gerente, doctor Castillo, participativo, de una gerencia de puertas abiertas tanto para el cliente interno como el cliente externo, resultan fundamentales para los avances del Hospital”, observó.

Destacó también que a lo anterior hay que agregarle los principios de pluralidad, transparencia, celeridad y economía “que deben regir la función pública, permitiendo que la contratación se ejecutara de manera transparente y participativa, avalado por un proceso de contratación en cabeza de una gran profesional doctora Diana Castillo, que hizo que el comité de compras, ejerciera verdaderamente sus funciones y se seleccionaran las mejores propuestas para el Hospital y sus usuarios”, agregó.

La participación del médico Andrei Rojas es igualmente vital particularmente en la ejecución de la parte misional. Su apoyo, en  decir de sus compañeros, resulta primordial en el perfeccionamiento de las tareas de atención a los usuarios que le corresponden al Hospital San Rafael de Fusagasugá, Cundinamarca en toda su jurisdicción.

En los reconocimientos también cabe la participación de Talento Humano como “factor fundamental” dentro del estilo netamente gerencial impulsado por las directivas de la E.S.E.; Planeación con Jairo Bobadilla, cuya intervención es notable a la hora de diseñar nuevas tareas institucionales.

Desde la subgerencia Comunitaria, la profesional Diana Forero, aportó lo suyo completando un proceso cuyos resultados hoy son más vistosos en virtud de todo lo anterior, según insiste Acosta Arias, uno de los ojos más críticos dentro del San Rafael precisamente por la responsabilidad que le corresponde desde control interno.

“Por todo eso y muchas cosas más, considero, señor periodista, el avance real, positivo y financiero, que ha tenido esta administración, sus funcionarios y contratistas, que nos llevará a ser el mejor Hospital de Cundinamarca. Felicitaciones E.S.E. Hospital San Rafael de Fusagasugá”, concluyó el Jefe de Control Interno.

En decir de muy buena parte de la opinión, en realidad el “Hospital San Rafael se está transformando; se está modernizando”.

Tomado de: Noticias día a día