Este martes 17 de octubre el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, firmó 37 convenios interadministrativos con igual número de municipios de 12 provincias para beneficiar a más de 1.082 familias del departamento en condición de vulnerabilidad, mediante el mejoramiento de sus condiciones habitacionales.

El departamento y los municipios, en su unión, permiten concretar la política de vivienda en Cundinamarca y llegar a un buen número de personas que no tienen condiciones dignas de habitabilidad. Para este segundo semestre de 2017, son casi $10.000 millones los que invierte el departamento mientras que los municipios aportan $3.477 millones.

Las intervenciones, que tendrán un valor total de $13.477, son las siguientes: vivienda nueva rural, mejoramiento barrial y mejoramiento de viviendas (pisos, cocinas y habitaciones), y se llevarán a cabo en los municipios de Agua de Dios, Apulo, Beltrán, Cachipay, Caparrapí, El Peñón, Fúquene, Gachalá, Girardot, Guachetá, Guataquí, Guayabal de Síquima, Gutiérrez, Jerusalén, La Peña, Medina, Nilo, Paratebueno, Puerto Salgar, Quebradanegra, San Bernardo, San Cayetano, Sasaima, Sesquilé, Silvania, Suesca, Sutatausa, Tausa, Tocaima, Ubalá, Ubaque, Ubaté, Villagómez, Villapinzón, Villeta, Yacopí  y Zipacón.

Publicidad

Fuente: Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca