Respondiendo a una petición de los comerciantes de este gremio, el alcalde Luis Carlos Segura abrió un espacio de dialogo y propuso diversas estrategias.

Los propietarios de establecimientos donde se expende licor para consumo en el sitio, han sido de los más afectados con las restricciones y decretos que ha expedido la alcaldía municipal de Chía, así como los gobiernos departamental y nacional. Esto lo hicieron saber en una reunión con el alcalde Luis Carlos Segura el día de ayer.

La jornada se desarrolló en el auditorio Zea Mays, y desde allí, se escucharon las inquietudes y solicitudes de los empresarios de este gremio que aún no logra una reactivación de sus servicios debido a los constantes toque de queda y ley seca.

Por su parte, la alcaldía aclaró que el Decreto Nacional 039 de 2021 no permite el consumo de bebidas embriagantes en los establecimientos; sin embargo, se enmarcaron estrategias con el compromiso de construir de manera conjunta, un plan piloto riguroso en la aplicación de protocolos, para poder elevarlo al aval del Ministerio de Salud y Protección Social y, con esa base, poder iniciar su implementación revisando otras posibilidades a nivel local, como la ampliación de horario.

Finalmente, y teniendo en cuenta el inicio de la Reactivación Económica Fase II, se dejó abierta la posibilidad de que estos comerciantes puedan postularse al apoyo económico que oscila entre $700 mil y $2 millones de pesos, dado que el sector de los bares y canchas se tejo, entre otros, ha sido uno de los más afectados.

Información de: Alcaldía de Chía