Se espera que dentro de los protocolos que se están planteando en medio de las manifestaciones, se tenga en cuenta la protección a locales comerciales.

Luego de varios meses de restricciones y recesión económica debido a la cuarentena, los comerciantes han vuelto  funcionar dentro de las nuevas normativas, pero ahora ante el temor de las manifestaciones, por el vandalismo que suele presentarse durante estas Fenalco Bogotá, en representación del comercio, solicitó al Distrito que junto a la Policía se tomen medidas concretas para evitar daños a los locales en medio del paro nacional programado para el 21 de octubre y tras la llegada de la Minga indígena el próximo lunes.

Juan Esteban Orrego director de la entidad enfatizó que, así como es obligación del Estado respetar el derecho a la protesta, lo es también garantizar el orden público y asegurar los bienes de los ciudadanos.

“Es una realidad que la mayoría, por no decir la totalidad de manifestaciones terminan en agresiones injustificadas al comercio, atacando locales y saqueando negocios que con tanto esfuerzo se han construido y en los últimos meses han logrado mantenerse a flote en pandemia. El comercio está en proceso de recuperación pero no soporta más afectaciones”.

Lo que se propone: generar planes o herramientas efectivas para evitar estos daños y en caso de presentarse afectaciones a establecimientos comerciales, que establezca el protocolo para solicitar al Estado y sus seguros, el reconocimiento y solución a daños materiales en comercios.

Fenalco espera que dentro de los protocolos que se están planteando para la protesta social, se tenga en cuenta la protección a los bienes privados, ya que mientras eso no suceda, el miedo e inseguridad de los comerciantes seguirá latente y la reactivación económica tardará más tiempo de lo previsto.

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: El Espectador