El pasado jueves 21 de enero, cada una de las salas que conforman en alto tribunal nombró a sus presidentes y vicepresitentes.

La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia eligió al magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa como nuevo presidente de la Corporación, y al jurista Aroldo Wilson Quiroz Monsalvo como su vicepresidente. Las salas de Casación Civil, Laboral, Penal y Especiales de Primera Instancia e Instrucción también eligieron presidentes.

El nuevo presidente de la Sala Plena de la alta corte es abogado de la Universidad Libre de Colombia y especialista en Derecho Penal. Antes de ser magistrado de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, donde ejerció como presidente de sala, fue magistrado auxiliar de esta misma corporación. Además, ha sido fiscal auxiliar ante la Corte Suprema de Justicia, director Seccional de Fiscalías, juez de Instrucción Criminal y juez Penal Municipal.

De igual manera, se desempeña como catedrático en procedimiento penal, jurisprudencia, casación y recurso de revisión, en las universidades Santo Tomás, Libre y de Medellín. Además, fue condecorado con la medalla de plata al mérito Enrique Low Murtra por sus destacados servicios en la Fiscalía General de la Nación.

Por su parte, el magistrado Aroldo Quiroz Monsalvo, es abogado de la Universidad Autónoma de Colombia, especialista en Derecho de Instituciones Jurídicas Familiares de la Universidad Nacional de Colombia y magíster en Derecho de la Universidad Nacional. Fue procurador delegado para la Defensa de la Infancia, la Adolescencia y la Familia; ex-decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Colombia; y exdirector del Posgrado de Familia de la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional. 

Desde la administración municipal de Facatativá, en cabeza del alcalde, Guillermo Aldana reconocieron el trabajo de este facatativeño y auguraron gran éxito en sus labores de aquí en adelante.

Redacción: Camilo Muñoz Jiménez.

Fuente: Sala de prensa Corte Suprema de Justicia.