Rodrigo Londoño Echeverry, comparece ante la Jurisdicción Especial para la Paz por el crimen del 2 de noviembre de 1995 contra el excandidato por el partido conservador y cinco víctimas más.

Imagen tomada de: Reuters

El líder del partido comunes, asegura no recordar que se haya conversado la decisión de asesinar líderes políticos como el caso de Álvaro Gómez Hurtado, aún así, reconoció que, al inicio de las negociaciones de paz, se propuso atentar contra la vida de Juan Manuel Santos, pero no lo creyeron ético.

Sobre el asesinato de Gómez Hurtado, afirmó que se enteró mediante un mensaje de Jorge Briceño, comandante del bloque oriental, en el cual le informó que la red urbana (Ruan) ya “había realizado la acción” a la salida de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá.

Adicionalmente, Timochenko aseguró que siempre consideraron al excandidato como un enemigo por su influencia en el bombardeo a la Marquetalia en los inicios de las Farc.

La familia de Gómez Hurtado cuestiona los testimonios entregados, pero Londoño asegura que no hay ninguna razón para que los exguerrilleros se auto incriminen falsamente, cuenta que es doloroso reconocer un crimen que tuvo tantas consecuencias en la política del país.

Redacción: Natalia Guarín

Fuente: El Tiempo, Blu Radio, JEP, Video Revista Semana