La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) ha evidenciado en el territorio cundinamarqués una marcada reactivación de la temporada seca, con días más soleados y descenso de las temperaturas en la noche y en la madrugada.        

Gracias al monitoreo constante de los mismos se evidencio que por la temporada este comportamiento climático es acorde, sin embargo, es necesario mitigar un poco el impacto que puede ocasionar, especialmente en actividades como la agricultura, Actualmente la capacidad útil de las reservas de agua en el sistema de embalses que regulan la cuenca alta del río Bogotá es la siguiente:

– Embalse del Neusa (51 %)

– Embalse del Sisga (44 %)

– Embalse de Tominé (36 %).

“Estos datos confirman la importancia de este sistema de embalses para evitar posibles desabastecimientos en temporadas de bajas precipitaciones”, explicó Hernández.

Tomado de: La CAR

Editado por: Nickole Gomez