El pasado domingo 14 de junio, en el municipio de Girardot, se presentó un grave accidente. Una mascota cayo en agujero que se encontraba en las calles de este municipio, el cuerpo de bomberos acudió al lugar en cuanto se notificó de esta emergencia, pero el animalito se encontraba demasiado asustado.

La operación se cumplió en horas de la mañana, según se conoció mediante información de testigos quienes presenciaron el rescate que puso a salvo al cachorro sin dueño. Inmediatamente después los rescatistas lo sometieron a revisión veterinaria, lo alimentaron, bañaron y, cuando estuvieron seguros de que había superado la emergencia, lo regresaron a la comunidad que prometió velar por su bienestar.

El gesto de los Bomberos fue aplaudido por los animalistas quienes expresaron interés por conocer la suerte de la mascota; incluso algunos mostraron disposición por buscarle hogar. La excavación corresponde a una obra inconclusa de alcantarillado a manos de la Alcaldía de Girardot, Cundinamarca; según comentaron algunos habitantes del sector.

Sobre los peligros que ello representa ya hicieron conocer a la administración, pero subrayan que ésta no ha prestado atención. Existe el temor de que algún peatón desprevenido, especialmente un niño o alguien de la tercera edad, se víctima de la “desidia” del Gobierno municipal.

Tomado de: Noticias día a día Cundinamarca