Foto: Occidente TV

Gracias al programa “Agua, Vida y Saber” y la gestión de la EPC (Empresas Públicas de Cundinamarca) se realizó la entrega de 55 plantas de agua potable en 27 municipios, favoreciendo a 4.000 niños y niñas de escuelas rurales.

El objetivo principal del proyecto según el gerente de EPC, Juan Eduardo Quintero, es garantizar el consumo de agua a los estudiantes de las zonas rurales, logrando así mejorar la salud en el departamento y formar a los habitantes en cuanto a los asuntos de preservación y salubridad.

Las plantas instaladas son de última tecnología en ultrafiltración, remueven eficazmente las bacterias y virus del líquido, cumpliendo con la normativa y requisitos del suministro de potabilidad de agua.

Por: Nataly Montenegro