El parque Ospina, la avenida Chilacos, el parque principal Santander y la vereda Samaria, fueron los lugares en donde la secretaría de Gobierno a través de la Dirección de Seguridad realizó controles de verificación a los extranjeros que permanecen en el espacio público.

Durante el recorrido, que estuvo acompañado por Migración Colombia, se verificó la documentación a más de 50 extranjeros que se encontraban en las calles del Municipio. Como resultado de estas acciones, dos extranjeros fueron entregados a Migración Colombia y una menor de edad puesta a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia, pues se identificó que la pequeña era utilizada para pedir limosna y que los acompañantes no eran sus verdaderos padres.

“Hacemos un llamado a la comunidad del Municipio para que se abstenga de dar ayudas económicas a los extranjeros, ya que hemos identificado que los menores de edad son utilizados para este propósito y en muchas ocasiones, estos pequeños son prestados por los mismos padres para pedir”, afirmó el coronel Javier Franco, director de seguridad de la Secretaría de Gobierno.

La Secretaría de Gobierno continúa trabajando para que los extranjeros que se encuentran en Chía retornen a su país de origen, y cerrarle la puerta a todos aquellos que cometan algún delito.

Información de: Sala de prensa – Alcaldía de Chía