El gobernador Nicolás García, sostuvo una reunión con los mandatarios y alcaldesas de los 116 municipios de Cundinamarca, durante la cual se decidió extender hasta el 16 de enero las medidas como: pico y cédula, toque de queda y restricción de venta de licor de 8:00 p.m. a 5:00 a.m.

El propósito es enfrentar el segundo pico de contagio por covid-19 en el que se encuentra el país: “Consultamos y solicitamos autorización al ministerio del Interior, que lo ha visto como oportuno para nuestro departamento, estamos ya en todos los trámites, pero es una decisión tomada”, aseguró el primer mandatario departamental.

De igual forma, se está realizando ampliación de capacidad de UCI en municipios como Soacha, Girardot, Fusagasugá, Sopó, Tocancipá, La Mesa, Funza, Mosquera y Facatativá. 

Información de: Gobernación de Cundinamarca