En compañía del ministro de salud, Fernando Ruíz y el Gerente de Buen Gobierno de Cundinamarca, Alejandro García; el gobernador Nicolás García, dio inicio al proceso de inmunización del departamento, vacunando al médico internista del Hospital de Zipaquirá, Antonio Alejandro Romero.

El médico internista, Antonio Alejandro Romero, fue la primera persona en ser vacunada contra la covid-19 en todo el departamento de Cundinamarca; acto seguido, se dio inicio al proceso de vacunación en los municipios de: Girardot, Fusagasugá, Soacha, Facatativá, Mosquera, Funza, Zipaquirá, Cajicá, Chía, Sopó, Tocancipá, Pacho y Cáqueza.

Durante el evento que se llevó a cabo en el Hospital Regional de Zipaquirá, el gobernador Nicolás García y el ministro de Salud, dieron luz verde al proceso de vacunación y reiteraron que en esta primera jornada se aplicarán en total, 1.770 dosis en 23 UCI.

Publicidad

“Hoy jueves se aplicarán 500 dosis y mañana las vacunas restantes, para hacer de Cundinamarca el primer departamento del país en esta materia”, destacó el gobernador Nicolás García.

Funza:

Bajo la supervisión del alcalde, Daniel Bernal, en el hospital Nuestra Señora de Las Mercedes de Funza, Kelly Johana Rativa, una fisioterapeuta de la UCI, se convirtió en la primera persona de este territorio en recibir la vacuna contra el coronavirus. En total, serán 53 habitantes más, en jornada continua, a quienes se les pondrá la primera dosis de inmunización.

Mosquera:

En el municipio de Mosquera, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y el aforo permitido en el hospital María Auxiliadora, la doctora Yirley Helena Yinas, fue la primera en ser inmunizada.

Facatativá:

El alcalde Guillermo Aldana Dimas, médico cirujano de profesión, aplicó la primera dosis a Laura Catalina Velandia, médica intensivista del Hospital San Rafael de Facatativá. Durante el evento, se desarrolló el proceso de la ruta de aplicación del biológico, desde la toma de datos personales del usuario, pasando por la aplicación de la vacuna, hasta el tiempo de reposo en sala de observación.

Acto seguido se desarrolló la aplicación de una segunda vacuna a Mario Andrés Guerra, también médico intensivista de la IPS pública regional del municipio; aplicación que llevó a cabo la Dra. Waldetrudes Aguirre.