A través de la gestión liderada por el alcalde Luis Carlos Segura, se ha acogido e incluso anticipado con un ejercicio preparatorio para el manejo de esta crisis, convencidos de que es la mejor decisión y que sólo de esta manera se enfrentará de forma responsable la pandemia que ya se encuentra en Chía.

Dentro de las medidas que se adelantan, la Secretaría de Gobierno, en compañía de la Personera Municipal, realizó un trabajo de campo exhaustivo visitando una gran cantidad de supermercados, farmacias y establecimientos de ventas de productos de consumo, obedeciendo a las quejas de la ciudadanía por el sobrecosto en los productos de abastecimiento.

De esta forma, se realizó una revisión sobre manejo de precios, horarios, productos, condiciones de salubridad e higiene, así como el acatamiento de las medidas de distanciamiento y dispersión de los clientes para evitar cercanía y aglomeraciones en cada uno de los locales visitados.

La verificación de precios, que se hizo a través de desprendibles y planillas de compra, arrojó resultados importantes como la detección de varios locales que efectivamente subieron las tarifas de productos básicos como la papa o la arveja, llegando a niveles de especulación, con quienes se hará denuncia ante la SIC y la Fiscalía y en algunos casos, se iniciará la investigación respectiva para establecer la multa y ejercer las acciones correspondientes. Sin embargo, la detección más importante fue el hecho de corroborar que el incremento desmesurado en la mayoría de los casos, obedeció al alza impuesta por los proveedores o marcas, especialmente de Corabastos, llegando a encontrarse productos con casi el doble de su valor.

Aunque la Administración Municipal no tiene competencia para hacer investigaciones sobre la Central de Abastos, se determinó que se solicitará a la SIC la investigación desde Bogotá, aun cuando estos picos se presentaron especialmente entre el 18 y el 21 de marzo y hoy ya comienzan a equilibrarse las tarifas.

Vale aclarar que la administración continuará con un trabajo vigilante y de seguimiento para frenar cualquier especulación que en este sentido pueda presentarse, junto a campañas de sensibilización y pedagogía para los tenderos y supermercados en estos días de calamidad por el Covid-19.

Tomado de: Sala de prensa – Alcaldía de Chía