¡Conozca el trabajo de la escritora que rompe paradigmas a través de la lectura como forma de enseñanza!

Luego de la pandemia tanto el Gobierno Nacional como la Organización de las Naciones Unidas, han reconocido la ampliación de la brecha educativa, especialmente en lo relacionado con el proceso enseñanza-aprendizaje de la lectura, y es precisamente en este panorama post pandemia, que nace un trabajo que rompe esos paradigmas.

Con la obra titulada: “¿Es sencillo y divertido aprender a leer?”, la joven docente, investigadora y escritora María Fernanda Torres Vargas, licenciada en Educación Preescolar y Especialista en Planeación Educativa, irrumpe de manera positiva con esta guía para docentes, padres de familia y cuidadores, que promete ser una herramienta de uso obligado y eficiente tanto en aulas de clases, como en los hogares, con el propósito de impulsar la lectura en niños de los 0 a los 8 años. 

“El libro nace durante un curso de ascenso en el escalafón que realicé durante la pandemia cuyo producto final fue un podcast sobre el aprendizaje de la lectura, producto que despertó un alto interés, ahí comprendí aún más, la necesidad de hacer realidad esta guía, cuyo contenido es fruto de mi experiencia como docente, pero de manera esencial, como mamá de Dante y Noah con edades de casi ya 15 y 10 cada uno al finalizar este año; se trata de hacer más fácil y divertido el aprendizaje de la lectura y estoy segura que con este libro se logra”, expresa María Fernanda, con una sonrisa que representa el amor y convicción plasmados cada día en su hogar y en el aula de clase,

cómo docente de Ciclo I (Pre Jardín a Segundo de primaria) en el Colegio para Hijos de Empleados de la Contraloría General de la República desde hace 19 años y quién encontró su amor por la enseñanza y los niños desde que cursaba su bachillerato.

Su libro ¿Es sencillo y divertido aprender a leer?, está estructurado en tres partes: ¿Por qué es importante leer?, El desafío de la enseñanza y El método paso a paso para que tú hijo ame leer, en los cuales aborda temas relacionados con la mente del niño, el “tormento” de leer para algunos niños y padres, madres respetuosas y la manera de hacer el material del para hijos o estudiantes, entre otros. 

“El proceso para la escritura de este libro, al que considero también como un hijo, arranca con la búsqueda de un asesor editorial para consolidar la estructura y llevar al papel todas las ideas que tenía y las que había experimentado como madre y docente, ahí aparece un gran aliado, Freisman Toro, quien siempre entendió lo que yo buscaba y me orientó en ese camino escuchando y enfocando mis ideas hasta se hizo realidad y “nació mi bebé”, se imprimió y lo presenté recientemente en la Feria Internacional del libro de Cali”, agrega la investigadora, destacando que espera llegar a muchas familias y a muchos  docentes que ejercen actualmente, cómo docentes en formación, para que se haga realidad el espíritu del libro: hacer fácil y divertido el proceso de enseñanza de la lectura.

Lo que se viene luego de la presentación del libro, es la realización de videos para redes con tips para la enseñanza, podcasts y encuentros virtuales con diferentes docentes de todos los países de habla hispana por ahora, para afianzar este proceso en beneficio de las familias y los niños.

En su nuevo libro, moderniza la propuesta del método globalizado creado por Glenn Doman, del que se habla desde los años 70, pero modernizando y fortaleciendo el proceso de la elaboración de las fichas y que todos puedan realizarlas de manera práctica para que los estudiantes aprendan a su propio ritmo con la orientación de los docentes, padres o cuidadores.

¿Cómo mejorar el sistema educativo?

La docente y escritora, explica que con el retorno a las aulas se ha ido mejorando el modelo educativo gracias a qué los docentes han podido aprovechar la emoción del estudiante para aprender a su propio ritmo, considerando que ahora los niños preguntan más, se cuestionan y expresan su desacuerdo con algunas ideas, lo que, en su opinión, es una gran oportunidad para guiar, orientar, poner límites y enfatiza en qué cada hijo y cada estudiante es diferente, por lo cual, más allá de seguir un currículo, se debe impulsar la comprensión de cada proceso entendiendo a cada estudiante, lo que mejoraría aún más el proceso educativo, incluyendo siempre la emoción e individualizado los procesos. Agrega que los colegios deben enfocarse, adicionalmente, en formar los niños en temas como nutrición, meditación, educación financiera, valores, convivencia, inteligencia emocional, ventas y oratoria lo que haría la educación más integral.

Actualmente, el libro lo distribuye la escritora y próximamente estará en plataformas como BuscaLibre y Amazon para quienes lo quieran adquirir de manera digital, ya sea por gusto o porque están fuera del país.

Información de: María Fernanda Torres Vargas.