Las flores embellecen espacios y paisajes, pero también son esenciales en el proceso de polinización, es decir, aquella en la que se producen frutos, semillas y son fundamentales para la producción de alimentos.

Por el pequeño tamaño de las flores, muchas veces las personas que visitan los espacios ecológicos pasan desapercibidas y pueden afectar su funcionamiento pisando una flor. Desde la Secretaría de Ambiente, en cabezada por el Grupo de Monitoreo a la Biodiversidad, están haciendo un trabajo de reconocimiento de dichas especies con el fin de brindarles protección. La fauna y flora son indispensables en la conservación de los distintos ecosistemas.

Publicidad

En los humedales Jaboque, Torca y Capellanía, últimamente se han visto dos especies de espadillas, las cuales son nativas de Latinoamérica, es decir que solo se encuentran en esta región, miden hasta 50 centímetros de alturas, sus flores son de diferentes colores, que varían del blanco, rojo, rosado y morado; por otro lado, se encuentra desde los 1000 hasta los 4.500 m.s.n.m.  

La invitación que hace la administración distrital, es que conozcan las distintas especies con el fin de contribuir en su cuidado y conservación. Así, se aporta a la protección de todas las formas de vida en los diversos espacios ambientales que se encuentran en la ciudad de Bogotá.

Información tomada de: Alcaldía mayor de Bogotá