Cerca de 13 alcaldes locales firmaron convenios con la gobernación de Cundinamarca, que superan los $3.892 millones, para llevar gas domiciliario a 2.123 familias y energía eléctrica a 46 más.

La firmatón de convenios tiene como objetivo, cumplir la meta de conectar 20 mil nuevos usuarios campesinos con gas domiciliario y mil con energía eléctrica, ya que, en la actualidad, se ejecutan proyectos de la vigencia 2020 en 65 poblaciones con una meta de 8.500 nuevos usuarios, de los cuales a la fecha hay 4.000 conectados en 43 municipios.

Con los 11 nuevos acuerdos para la ampliación de redes y la conexión de usuarios al servicio de gas domiciliario se beneficiarán hogares rurales en Puerto Salgar, Viotá, Beltrán, Guaduas, Ubaté, Guasca, Zipaquirá, Nemocón, Cogua, Fúquene y Tabio.  La inversión total es de $ 3.313 millones, de los cuales $1.280 millones son recursos propios del departamento para subsidiar a las familias en los costos de las conexiones domiciliarias; $1.806 millones provenientes de los operadores Vanti, Norgas, G8, Gas Superior para la construcción de redes en cada municipio; y los $227 millones restantes, aportados por los municipios.

Por otra parte, los convenios firmados en cuanto a energía, por un valor total de $579 millones ($335 aportados por el departamento y $244 por Enel Codensa), harán posible que 46 familias campesinas de los municipios de Jerusalén y San Cayetano cuenten con este servicio.

Información de: Gobernación de Cundinamarca