La Procuraduría General de la Nación –PGN-, reprendió a dos exfuncionarios, uno de Cota y otro de Zipaquirá, debido a irregularidades contractuales que, al parecer, vulneran los principios que regulan la contratación estatal y la función pública.

El contrato presuntamente tuvo como objeto: “la asesoría para la generación de estrategias en la ética normativa (…) para el cumplimiento de los fines del estado”. 

Para el ente de control, los investigados posiblemente desconocieron que el contratante no podía hacer parte del negocio jurídico porque debía esperar hasta dos años después de dejar su cargo para realizar una nueva prestación de servicios.

Los citados a audiencia de juzgamiento disciplinario son: el exalcalde de Cota, Carlos Julio Moreno Gómez (2016-2019) por presuntas irregularidades en el cumplimiento al deber de control y vigilancia en la celebración del Contrato dePrestación de Servicios No. 048 de 2016, suscrito con un exconcejal del municipio.

Y el exsecretario General y de Gobierno Zipaquirá, Roberto Silva Fernández, quien fue delegado por el exalcalde para contratar y ordenar el gasto de la entidad.

El Ministerio Público calificó provisionalmente la falta de Moreno Gómez como grave a título de dolo, y la de Silva Fernández como gravísima a título de culpa gravísima.

Información de: Sala de prensa – PGN