El pasado domingo 20 de diciembre en las localidades de Usaquén y Kennedy el equipo técnico de la Secretaría de Ambiente se presentó para recuperar dos serpientes silvestres.

El primer caso fue una culebra arborícola de cabeza de roma la cual se encontraba en un canasto de carga en la central de Abastos y de esta se desconoce su procedencia. La segunda es una boa constrictora la cual se encontraba en el motor de un vehículo particular, el animal fue descubierto en un automotor que estaba estacionado en el parqueadero de un concesionario en el norte de Bogotá, esta auto venia del puerto de Santa Marta que es de donde se deduce que proviene el reptil.

Ambos animales se trasladaron al Centro de Fauna Silvestre donde los atenderán profesionales y comenzarán proceso de recuperación para luego ser liberados en su habitad natural.

Tomado de: Secretaría de Ambiente

Editado por: Nickole Gomez