El pasado 14 de septiembre, el gobernador Nicolás García lideró el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo, con el fin de ampliar la calamidad pública en el departamento durante seis meses más. La decisión se tomó debido a un incremento en el número de municipios con alta afectación de acuerdo al último informe del Ministerio de Salud, con corte al 7 de septiembre, en el cual se registraron 35 municipios frente a los 25 reportados dos semanas atrás.

De igual forma, durante el Consejo el gobernador y la directora de Gestión del Riesgo de Cundinamarca, Gina Herrera, resaltaron las medidas de control implementadas en el departamento como el incremento de camas de Cuidado Intensivo en los centros de salud y la poca ocupación que las mismas tienen, siendo de un 43%.

“Seguiremos inyectando recursos para que en esa reactivación económica se puedan beneficiar todos los cundinamarqueses. Atendimos una gran etapa en la fase de respuesta de la atención, de cubrir y expandir camas, de llevar los mercados y la asistencia humanitaria de la mano de todo nuestro gabinete y por supuesto de los cuerpos operativos Cruz Roja, Defensa Civil y Bomberos.”, indicó la directora de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Cundinamarca.

Por su parte, el gerente para el covid-19 del departamento Diego García, quien también estuvo presente en el consejo; aclaró que a pesar de la flexibilización que se ha dado en los 116 municipios con la apertura económica, no se puede bajar la guardia ya que aún continuamos en riesgo.

“Tenemos que continuar fortaleciendo todas las medidas para que, trabajando conjuntamente con todos los alcaldes municipales y las demás entidades del orden nacional, departamental y municipal, podamos ir controlando poco a poco esta pandemia como lo hemos venido realizando y, gracias a eso, lo que observamos de la curva de contagio en las últimas semanas, es una curva plana”. Indicó.

Información de: Gobernación de Cundinamarca