El aceite vegetal usado causa efectos altamente adversos en los ecosistemas y taponamientos en las redes de alcantarillado, por esta razón la Secretaria de Ambiente ha destinado puntos específicos para depositarlo y aquí te explicamos cómo desecharlo.

Al ser expuesto a altas temperaturas durante la cocción o fritura de alimentos, el aceite vegetal sufre modificaciones en sus propiedades y puede generar daños a la salud si es reutilizado más de tres veces. Además, después de usarlo se convierte en un residuo cuyo manejo tiene que ser especial para evitar afectaciones en el ambiente y la contaminación de nuestros ríos, a su vez produce efectos nocivos en los ecosistemas, contamina el agua y el suelo, y obstruye las redes de saneamiento, lo que puede generar sobrecostos de mantenimiento.

Por estas razones, el aceite vegetal usado tiene que ser depositado en un recipiente, separado del resto de residuos generados en el hogar y entregado a los puntos de recolección autorizados para dicho fin.  

El proceso correcto es: Dejar que se enfríe. Con ayuda de un embudo, verterlo en una botella plástica vacía, taparla y conservarla hasta que esté llena. Llevar y entregar este recipiente en el punto de recolección más cercano al domicilio.

Tomado de: Secretaria de Ambiente

Editado por: Nickole Gomezb