Según lo dicho por el Ministerio de Salud y el Presidente Iván Duque, los restaurantes e iglesias pertenecen a un sector importante para el turismo y la economía de muchos colombianos, fue uno de los primeros en cerrar sus puertas y ahora se les brindará la posibilidad de una reapertura gradual con los protocolos sanitarios correspondientes.

Respecto a este tema, el alcalde de Funza, Daniel Bernal, se pronunció el pasado 01 de julio, aclarando que con el nuevo decreto 878 del 25 de junio, que les da potestad a los mandatarios locales para decidir si se implementará un plan piloto en sus municipios para la reapertura de iglesias y restaurantes; el gobierno nacional se está “lavando las manos”.

“Lo digo con respeto, pero con sinceridad, (…) Antes se había dicho que se haría en municipios NO COVID, después en municipios con baja afectación por la pandemia, pero ahora el decreto lo que indica es que es responsabilidad del alcalde y el Ministerio; eso es lavarse las manos por parte del gobierno nacional”. Precisó Bernal.

El decreto compuesto por tres párrafos aproximadamente, faculta a los alcaldes en conjunto con el Ministerio del Interior, para realizar los planes piloto. Por su parte, al mandatario de Funza, afirmó que lo hará con responsabilidad, generando un protocolo piloto para estos establecimientos que buscarán una atención a la mesa y celebración de eucarísticas.

“Vamos a revisar los protocolos que se han dado a nivel nacional, pero por el momento no hay ninguna iglesia ni restaurante autorizado a su reapertura, hasta ahora empezaremos a revisar los pilotos”. Puntualizó el alcalde.

Información tomada de: Alocución Daniel Bernal – 01 de julio de 2020.