La gobernación de Cundinamarca ha tomado la decisión de permitir el uso de dos centros asistenciales pertenecientes al departamento ubicados en la ciudad de Bogotá, para prestar los servicios médicos y de cuidados intensivos a pacientes de la ciudad que sean portadores positivos de covid 19.

Se trata del hospital La Samaritana y la clínica Santa Laura; el trabajo de estas entidades de salud es considerado por la administración departamental como un “gesto de solidaridad” con los capitalinos ya que actualmente la ocupación de hospitales y unidades de cuidados intensivos es critica en la capital colombiana.

El gobernador de Cundinamarca se manifestó dando el aval a este acto: “De hecho, ya han comenzado en estas dos entidades de salud a recibir a bogotanos que requieren hospitalización en UCI, todo dentro del marco de la solidaridad y de la ayuda que nos debe caracterizar en estos tiempos de pandemia”.

Cabe aclarar que actualmente el departamento cuenta con una ocupación actual del 55 % en las camas UCI en la región con menos pacientes contagiados en la región gracias a la gestión y medidas tomadas por la administración departamental.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca.

Escrito por Jonathan Torres