Luego de las amenazas de muerte al niño ambientalista Francisco Javier Vera el pasado sábado a través de la red social Twitter, la Defensoría Regional del Pueblo en Cundinamarca manifiesta su total rechazo al hecho presentado.

La defensora María Elizabeth Valera, sostiene que la institución debe tomar las acciones pertinentes para proteger y garantizar los derechos de los líderes o colectivos sociales al conocer cualquier tipo de situación que afecte su bienestar. En este caso, el despliegue institucional está enfocado en el menor de 11 años, activando así el SAT (Sistema de Atención Temprana) para iniciar la investigación correspondiente.

Foto: María Elizabeth Valera.

En otros temas, Valero expone que la defensoría está planificando estrategias que permitan realizar un proceso de empoderamiento femenino para fortalecer el rol de la mujer dentro de la comunidad, uniendo fuerzas con La Secretaría de la Mujer del departamento, La Personería Municipal y Las Alcaldías Locales.