Durante el desarrollo de la audiencia pública de control social para las provincias de Medina y Bajo Magdalena, realizada el pasado miércoles 17 de marzo, el ente de control dio a conocer que, de acuerdo con los reportes recibidos en la Contraloría Departamental, con corte enero de 2021, estas regiones presentan 14 obras inconclusas por una suma que supera los $13.899 millones de pesos.

Para la Contraloría de Cundinamarca es preocupante la situación en la provincia de Bajo Magdalena, la cual reporta 12 obras inconclusas; y en especial hace una llamado al municipio de Guaduas, entidad territorial que registra 5 obras inconclusas por un valor de que ascienden a $7.150 millones de pesos y en el cual sólo el contrato marco 1380-16 por valor de $6.004 millones de pesos y que ordena la elaboración de los estudios técnicos, diseños, presupuesto de obra y la construcción de los espacios requeridos para la implementación de la jornada única en la Institución Educativa Miguel Samper de este municipio de Guaduas, no se ha cumplido a cabalidad.

Las otras obras inconclusas reportadas en Guaduas son: Mantenimiento y adecuación casa de la mujer, por valor de $15.783.830 de pesos; la construcción de las obras de infraestructura para la terminación del área de urgencias de la E.S.E. hospital San José de Guaduas, por una suma $785.615.470 de pesos; la adecuación, ampliación y mejoramiento de la infraestructura física del hogar comunitario “Mi Pequeño Mundo”, por $146´316.770 de pesos y la ejecución de las obras mínimas y reparaciones locativas para la mitigación del riesgo y protección del bien inmueble de interés cultural y patrimonial casa Consistorial del municipio, por un valor de $198´137.076 de pesos 

Publicidad

Frente a esta situación, el contralor de Cundinamarca, Edgard Sierra Cardozo, reiteró el llamado a las administraciones a tomar medidas efectivas para que estas obras sean puestas al servicio de la comunidad y, así mismo, advirtió a los alcaldes y jefes de planeación sobre la responsabilidad que les compete al proyectar sus obras de infraestructura, de tal forma que las mismas no queden truncadas y se conviertan en elefantes blancos, que afectan los recursos públicos de las entidades locales y en especial el bienestar de la comunidad.

Información de: Contraloría de Cundinamarca