Las tres especies de caimanes son: el caimán llanero, el caimán aguja y el caimán negro, los cuales son incluso tan antiguos como los dinosaurios ya que existen hace 240 millones de años.

Se sabe que países como Colombia y Brasil son los que cuentan con mayor riqueza de estos reptiles a nivel mundial, además fue gracias al desierto de la Tatacoa (Huila), en donde se lograron obtener más estudios y comprender mejor la evolución de estos animales en toda Sudamérica.

En Colombia, el caimán aguja se encuentra ubicado en las cuencas Caribe, Magdalena y Pacifico y el caimán llanero está distribuido a lo largo de la cuenca del Orinoco. Lo realmente preocupante es que estos vertebrados cumplen una función importante en el ciclo de nutrientes y su disminución poblacional originaría consecuencias en la perdida de nutrientes y a la vez de la productividad pesquera.

Cabe resaltar que la cacería de estos caimanes ha disminuido en Sudamérica, sin embargo, actividades como las malas prácticas de pesca, la reducción y degradación de los hábitats, el tráfico de fauna silvestre, el calentamiento global, están devastando a la población y la supervivencia de estos grandes reptiles.

Por: Nataly Montenegro