La ampliación de la autopista Norte, el corredor verde de la carrera séptima y la construcción de la ALO Sur, se completan con otra inversión para Bogotá. Además, hoy se da inicio a los estudios y diseños del Corredor Verde.

Tras una reunión entre la alcaldesa Claudia López, y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Secretaría de Movilidad; se logró una inversión conjunta superior a los 2 billones de pesos en los proyectos de; acceso Norte Fase II, ALO Sur y Corredor Verde por la séptima.

Accesos Norte Fase II

El proyecto de Accesos Norte Fase II contempla la construcción de 17,96 kilómetros y cuenta con una inversión de $1,3 billones de pesos. A través de este se contempla la creación de 35.800 empleos directos e indirectos.

Con Accesos Norte Fase II se busca mejorar la movilidad y descongestionar el tránsito de vehículos que circulan entre Bogotá y varios municipios de Cundinamarca, entre ellos: Chía, Sopó, Tocancipá, Zipaquirá y Cajicá. Además, facilitará la movilidad con el departamento de Boyacá, los Santanderes y, en general, con el norte del país.

Así mismo se contempla un carril exclusivo para TransMilenio, desde la calle 192 a la calle 235, y la construcción de 11,6 kilómetros de espacio público con andenes, ciclorrutas y mejora de retornos e intersecciones viales.

“Son obras importantes para tres provincias que agrupan la mayor cantidad población de nuestro departamento para Soacha- Sibaté, Sabana Occidente y Sabana Centro, se reducirán tiempos de 40 minutos. Esto se suma al Regiotram de occidente y Norte que se suman no solo a mejorar la movilidad sino también la calidad de aire”, dijo el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García.