La Administración Municipal en cabeza del alcalde Orlando Cardona, a través de la secretaría de Educación y Desarrollo Social, traen para los madrileños el programa Jóvenes en Acción, con el fin de incentivar la formación de capital humano, beneficiando a jóvenes en condición de pobreza y vulnerabilidad; este programa es liderado por el Departamento de Prosperidad Social DPS del Gobierno Nacional.

Los jóvenes beneficiados recibirán un incentivo de $400.000 pesos cada dos meses por medio del producto financiero Daviplata, modelo de transferencia monetaria condicionada determinado por el DPS. El SENA es la institución encargada del reporte académico y disciplinario de los estudiantes, y cubre las carreras técnicas y tecnológicas en modalidad presencial.

Dentro de los beneficios del programa está el apoyar a los jóvenes que hayan finalizado exitosamente sus estudios de secundaria, con el fin de facilitar la inserción de los jóvenes al mercado laboral en mejores condiciones, acceder a la ruta de empleabilidad e incentivar la continuación de los estudios técnicos y tecnológicos.

Publicidad

Luego que los estudiantes sean acogidos por el programa, se implementará el Componente de Habilidades para la Vida, donde verán 3 módulos: virtual, presencial y vivencial donde se realizarán conferencias, talleres, sesiones de trabajo experimentales que estimulen el desarrollo de habilidades cognitivas, brindando herramientas para facilitar la incorporación a la vida social, laboral, y adquirir competencias trasversales (habilidades blandas y socioemocionales).

En la primera fase, del 7 al 10 de mayo la Administración Municipal realizó la pre-inscripción, donde 67 jóvenes madrileños participaron, cumpliendo con los requisitos: tener entre 16 y 24 años, estar vinculado como aprendiz en el SENA con ficha desde el 01 de diciembre de 2018 hasta el 31 de mayo de 2019 y quienes estén registrados en el SISBEN. Podrán acceder jóvenes pertenecientes al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) con medida de adaptabilidad o responsabilidad penal, jóvenes de comunidades indígenas, víctimas de desplazamiento forzado, jóvenes pertenecientes a la Red Unidos.

La segunda fase es el estudio de la documentación y la tercera fase la publicación del listado de los beneficiarios del programa. Este es un programa que en alianza con el DPS y el Gobierno de los Buenos Vecinos incentiva y apoya la educación total de los jóvenes excelentes del municipio.

Tomado de Prensa Madrid