Las entidades que hacen parte del Presupuesto General de la Nación deberán abstenerse de la celebración de contratos de publicidad que promocionen la gestión del Gobierno.

Cualquier gasto publicitario deberá ser informado al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, para su aprobación en el decreto se especifica: “Las entidades que hacen parte del Presupuesto General de la Nación deberán abstenerse de celebrar contratos de publicidad y/o propaganda personalizada o que promocione la gestión del Gobierno Nacional, (agendas, almanaques, libretas, pocillos, vasos, esferos, entre otros), adquirir libros, revistas, o similares; imprimir informes, folletos o textos institucionales”.

Esto con el fin de controlar los gastos públicos y tener un uso eficiente de los recursos, en el caso de suscripciones a revistas y periódicos se efectuaran solo cuando sea necesario “Las licencias se adquirirán en las cantidades suficientes para suplir las necesidades del servicio”.

Entre otros planteamientos de este plan esta no modificar contrataciones públicas, ni personal nuevo sin aprobación, que la mayoría de los viajes de los funcionarios sea en clase económica, y una revisión en los esquemas de seguridad de servidores públicos por parte de la Policía Nacional.

Redactado por: Nathaly Jiménez

Fuente: Dinero