El restaurante más reconocido de la gastronomía soachuna cierra sus puertas. Luego de más de 60 años ofreciendo la tradicional picada, su propietario Mauricio Neuque Mantilla decidió terminar con el negocio que fundó su madre, la señora Arcenia Mantilla, fallecida el pasado primero de abril.

La tradición de preparar y vender comida típica en Soacha comenzó con doña Celestina Munar, quien inició la costumbre familiar de preparar diferentes platos para repartir entre familiares y amigos.

La picada y la gallina criolla de «La Negra» desaparecerán de la gastronomía soachuna

En ese entonces, Celestina le entregó sus secretos de cocina a su hija Antonia Ladino Mantilla, quien continuaba preparando estos platos sin pensar que se convertirían en lo más reconocido del municipio.

Para continuar con la herencia gastronómica, Antonia le enseñó lo mejor de la cocina soachuna a su hija Arcenia Mantilla, quien en 1957 quiso compartir con la comunidad estos ricos platos (gallina,  longaniza,  rellena,  huesos de cerdo, chicharrón y las exquisitas sopas típicas soachunas)  vendiendo en los toldos que en ese entonces se encontraban frente a la Alcaldía de Soacha; luego se trasladó a la Autopista Sur y así estuvo en diferentes puntos, como en las conocidas ferias y fiestas de los municipios vecinos, hasta instalarse en el sector del centro del municipio.

En los años 60 doña Arcenia se instaló en el ‘Parque del turista’, donde más adelante se construyó el edificio de la actual Secretaría de Educación del municipio. Allí fue donde pensó en posesionar sus productos en un lugar donde no tuviera que trasladar el negocio, es por esto que luego de 15 años de haber comercializado sus platos en todos los rincones, se quedó en la carrera 7 No. 14 – 63 del centro de Soacha.

“El nombre de ‘La Negra’ nació del aprecio y afecto con el que identificaron a mi madre. Ella tuvo la fortuna de recoger fórmulas culinarias de mi bisabuela, abuela y la tía Aurora, quienes por más de 80 años ayudaron a hacer de la fritanga el plato típico del municipio.  Esto, sumado al amor que mi mamá le puso al restaurante durante más cincuenta años, convirtiéndolo en lo que hoy en día es”, dijo Mauricio Neuque, hijo de doña Arcenia.

Doña Arcenia falleció el pasado lunes primero de abril, dejando todo el legado gastronómico a sus hijos, especialmente a Mauricio Neuque Mantilla. Sin embargo, con su muerte el tradicional sitio comenzó su etapa final.

“La vida es cíclica, ahora quiero darle paso a un proyecto más importante, que es el compartir con mi familia”, aseguró Mauricio.

Por el restaurante “La Negra” pasaron a degustar todos sus platos típicos personajes de la vida pública del municipio, el departamento y el país, desde presidentes, gobernadores y alcaldes, hasta actores, deportistas y habitantes del común.

Hoy, el restaurante y piqueteadero “La Negra” pasa a la historia como el mejor sitio de comidas típicas, no solo de Soacha sino de la región.

Tomado de: Sala de prensa Alcaldía de Soacha