Setenta jóvenes entre los 16 y los 25 años de edad provenientes de diferentes regiones de Colombia, aprendices del Sena en la regional de Pacho, se graduarán próximamente como Embajadores de la Felicidad, gracias a un convenio interinstitucional entre la Gobernación de Cundinamarca, la Alta Consejería para la Felicidad y el Sena.

“Este proceso ha sido muy enriquecedor para nuestra sede, teniendo en cuenta que tenemos chicos de población vulnerable, que vienen de diferentes lugares del país y que tienen la oportunidad de desplazarse para recibir sus estudios acá en la modalidad de internado”, señaló Laura Paola Cortés, sicóloga de Bienestar al Aprendiz del Sena.

Este diplomado desarrolla y fortalece el control de las emociones de este grupo poblacional en la zona rural del departamento, les hace reconocer la importancia de la amistad y el respeto; les ayuda a tener un proceso de adaptación, enseñándoles cada día a ser más felices a través de actividades lúdico-pedagógicas, en las que reconocen sus habilidades y fortalecen vínculos familiares a la distancia.

“El Diplomado de la Felicidad es excelente, puesto que nos ayuda cada día a ser más felices; he aprendido que ser feliz es convicción, ciencia y práctica”, concluyó Josué Lobo, aprendiz tecnólogo de Gestión de Empresas Agropecuarias.

Tomado de: Sala de prensa Gobernación de Cundinamarca