Las recientes restricciones de bioseguridad instauradas por la Alcaldía de Bogotá de enviar a cuarentena a nueve Unidades de Planeación Zonal (UPZ) desde el día 30 de enero hasta el 12 de febrero han afectado gravemente al sector del comercio.

Foto: bogota.gov.co

Desde la administración de la Alcaldía de Bogotá, se han implementado ayudas para los empresarios, tales como: microempresarios, trabajadores informales y vendedores informales y por último las familias vulnerables de las zonas restringidas.

Para los microempresarios, se instauró un programa para financiar la nómina hasta con cuatro trabajadores, proporcionado un salario mínimo a cada uno de ellos, por un tiempo de seis meses y así evitar el despido de personas.

Para los vendedores y trabajadores informales de las zonas, se dispuso espacios laborales para que ellos se puedan vincular a las alcaldías locales y colaboren con el manejo del espacio público. Sin embargo, también se creo una tarjeta monedero cargada que tiene 120.000 pesos para puedan realizar compras básicas y sobrevivir en el confinamiento.

Para las familias vulnerables de las zonas, se ejecuta la transferencia de 80.000 pesos por medio del bono de cuarentena que dispone la Alcaldía.

Por: Nataly Montenegro