Dos de las empresas de Alfa, Alfagres S.A. y Alfacer del Caribe S.A., entrarán en proceso de reorganización. La compañía informó a través de un comunicado, que entraron en el proceso debido a un déficit y a la difícil situación económica que atraviesan.

Fuentes externas consideran que la compleja situación que atraviesa el sector de la construcción ha tenido un impacto en la actividad de las dos empresas, así como las importaciones de materiales desde China. Sin embargo, uno de los factores que influyó en la decisión fue el retraso en la inversión realizada en la planta de cerámica ubicada en la Zona Franca de Barranquilla, que alargó la deuda a casi dos años. Alfa aseguró que las dos empresas cuentan con las herramientas para lograr un proceso de reorganización exitoso y cumplir con las obligaciones a su cargo y pendientes de pago. Actualmente la compañía tiene 5 plantas de producción, 55 puntos de venta directos, 44 Alfacenters y 2.099 colaboradores. El 2018, Alfa cerró el año con ventas superiores a los 368.000 millones de pesos. Según informó la empresa, pese a la reorganización su operación continuará en normal funcionamiento.

Tomado de: periodismo publico