La Secretaría del Ambiente y el Fondo de Patrimonio Natural adelantaron la firma de acuerdos de conservación colectiva con el Acueducto rural Asibrasil- El Ruisito de Viótá y la Juntas de Acción Comunal de la vereda Loma Alta de Silvania, constituyendo de esta manera la implementación de acciones de preservación comunitaria en las áreas estratégicas de provisión de agua en estos dos municipios para los próximos 5 años.

En Viotá, el acuerdo está direccionado a la protección de la microcuenca de la quebrada El Ruisito, con 24 familias de la zona, quienes protegerán 74.3 hectáreas, beneficiando a 1.772 personas. En el caso de Silvania las acciones de conservación se concentrarán en la quebrada Yayatá que beneficia a 1.424 silvanenses, a través del cuidado de 43.8 hectáreas pertenecientes a 11 familias.

Este programa de Pago por Servicios Ambientales se extiende no sólo en el departamento sino a nivel nacional y hace parte del Decreto 1007 del 2018 mediante el cual se reglamentó el Decreto Ley 870 de 2017 referente al incentivo de pago por servicios ambientales. Este desarrollo tiene como propósito incentivar a los usuarios del suelo a velar por la protección y conservación del mismo.

El pago por servicios ambientales constituye el incentivo económico en dinero o en especie que reconocen los interesados de los servicios ambientales a los propietarios, poseedores u ocupantes de buena fe exenta de culpa de los predios que se pretenden proteger y conservar por las acciones de preservación y restauración en áreas estratégicas, mediante la celebración de acuerdos voluntarios entre los interesados de los servicios ambientales y beneficiarios del incentivo.

Está dirigido a las autoridades ambientales, entidades territoriales y demás personas públicas o privadas, que promuevan, diseñen o implementen proyectos de pago por servicios ambientales financiados o cofinanciados con recursos públicos y privados, o que adelanten procesos de adquisición y mantenimiento de predios.

Existen dos tipos de acciones la restauración o la preservación del predio. En la acción de restauración se reconoce el incentivo por destinar áreas que han sido degradadas o desforestadas para que se restaure la cobertura natural y la biodiversidad, mientras que la acción de preservación busca destinar las áreas únicamente con el objetivo de conservar las coberturas naturales y la biodiversidad.

Tomado de Gobernación Cundinamarca