Ansiedad, emoción y mucha alegría fueron los sentimientos que se apoderaron de los 96 niños, jóvenes y adultos en condición de discapacidad del municipio de Chía que, por primera vez, no sólo viajarían en avión, sino que también conocerían el mar.

Y la emoción inició desde el mismo momento, pasadas las 2:00 de la madrugada, en que empezaron a llegar al parqueadero de la biblioteca Hoqabiga, punto de encuentro para arribar al aeropuerto El Dorado donde tomarían el avión que los llevaría con destino final Cartagena.

La emoción se combinaba con el miedo y con el afán de no perder el vuelo sin embargo ya sentados en el avión y cuando el comandante de la aeronave les dio la bienvenida sintieron que el sueño empezaba q cumplirse.

“Es satisfactorio y gratificante para nosotros ayudar a cumplir el sueño de estas 96 personitas. Es una oportunidad que ustedes nos pidieron, que la soñamos y la construimos en tiempo récord y hoy Dios nos da la oportunidad de brindarles a ustedes que simplemente tienen una condición física diferente, pero una condición espiritual y humana igual a la de todos nosotros”, afirmó visiblemente emocionado el alcalde Leonardo Donoso, quien despidió esta madrugada a estas 96 personas con diferentes tipos de discapacidad entre severa, moderada y leve.

Pero la emoción tuvo su máxima expresión hacia las 5:00 de la mañana cuando el vuelo tocó tierra cartagenera. Las sonrisas y los aplausos no se hicieron esperar. “Gracias alcalde Donoso por permitir que nuestros hijos puedan tener tanta felicidad”, dijo uno de los acompañantes.

Y es que durante su estadía en Cartagena los jóvenes y adultos, pertenecientes al programa de discapacidad, realizarán actividades como día de playa, tour turístico, entre otras.

Tomado de: Sala de prensa Alcaldía de Chía