Luego de supuestas inconsistencias, Salud Segura R&L, radicó ante el INVIMA documentación que prueba que los ventiladores comprados por la gobernación son idóneos para tratar la covid-19.

Carlos Andrés Rodríguez, gerente general comercial y cofundador de Salud Segura R&L.

Salud Segura R&L, compañía especializada en la comercialización y distribución de equipos médicos e insumos farmacéuticos y hospitalarios, radicó ante el INVIMA los documentos que garantizan el buen funcionamiento de 135 ventiladores mecánicos SH 300 Eternity, entregados hace unos meses a la gobernación de Cundinamarca.

Al cabo de 15 días, el INVIMA entregó la autorización de la fábrica para liderar el plan de acción de dichos dispositivos mecánicos, indispensables para el manejo de las personas que se encuentran en cuidados intensivos.

 “Los 135 ventiladores fueron revisados y calibrados antes de su entrega de acuerdo con la zona, altura y clima en que estaba ubicado el hospital al que iban destinados, siguiendo los estándares que deben cumplir las empresas que distribuyen equipos médicos”, explicó Carlos Andrés Rodríguez, gerente general comercial y cofundador de Salud Segura R&L.

La documentación que se radicó ante el INVIMA, y que fue avalada por el fabricante, incluye el concepto de una empresa de metrología externa que certificó los parámetros de calidad de fábrica en la calibración de los ventiladores, y las acciones que se han realizado durante las visitas a los 15 hospitales donde están instalados los equipos de Salud Segura RYL para hacer nuevos procesos de revisión.

Dentro del plan de acción se incluye volver a todas las instituciones a reforzar la capacitación al personal involucrado con terapia respiratoria, en el uso y mantenimiento diario del equipo.