Con el fin de propiciar un espacio académico de reflexión y diálogo acerca de la necesidad de formar seres humanos felices, críticos, creativos, autónomos y capaces de tomar decisiones se llevó a cabo el Foro Educativo Internacional ‘Innovando currículos para formar una generación 2036 feliz y con bienestar’.

“Adelantamos este foro desde nuestra propuesta de innovación curricular en las 276 IED de los 108 municipios no certificados en educación del departamento. Un espacio académico para nuestros docentes, directivos docentes, estudiantes y padres de familia que nos permite fortalecer el proceso que ya veníamos desarrollando e implementando. Nuestros participantes se llevaron un sinnúmero de conclusiones a favor de nuestro proceso y de la implementación de la innovación curricular en las instituciones educativas”, afirmó Genny Padilla, directora de Calidad Educativa de Cundinamarca.

Para Alejandro Adler, magister y doctor en Psicología de la Universidad de Pennsylvania y director de Ciencia y Política de Bienestar de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible (SDSN) de las Naciones Unidas, quien compartió la ponencia ‘Educación y bienestar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030’, la innovación curricular es necesaria más no suficiente en un cambio sistémico educativo, pues constituye una pieza más de un rompecabezas mucho más amplio y complejo hacia una educación del siglo XXI.

“En Cundinamarca hay muy buenos procesos. También sé que hay formación en pedagogía y un tema de bienestar y felicidad que se transversaliza a través de todo lo que hacen los docentes directivos con los estudiantes más allá del desarrollo curricular. Entonces, el desarrollo curricular por supuesto que es importante pero afortunadamente acá en el departamento le han apuntado a donde mayor impacto se tiene que es el desarrollo profesional del docente y de los directivos en el sistema educativo”, dijo Adler.

El foro permitió socializar algunas experiencias significativas en felicidad, bienestar y nuevo liderazgo, que se desarrollan en la IED San Benito sede Escuela Rural San Eugenio de Sibaté, la IED Novilleros de Caparrapí, la IED Kirpalamar de Arbeláez y la IED Policarpa Salavarrieta de Puerto Salgar.

Tomado de: Sala de prensa Gobernación de Cundinamarca