Teniendo en cuenta el incremento en la ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo en el departamento que llegó al 66%, el gobernador Nicolás García Bustos, decretó que el toque de queda nocturno en Cundinamarca empezando desde el día jueves a la medianoche hasta las 5 de la mañana, y los viernes y sábado la medida iniciaría a partir de las 10 de la noche.