¡Los estafadores no dan tregua y cada vez salen con nuevas modalidades y estrategias para hacer de las suyas!

Según lo que se ha revelado y visto es que, la estafa inicia con un mensaje que llega al chat personal de la víctima en el que se le advierte que su cuenta está siendo abierta en otro dispositivo, por lo que se le solicita responder al mensaje con un “Si” ‘o un “No”. La denuncia advierte que cuando el dueño de la cuenta responde al mensaje, inmediatamente le permite el acceso a los delincuentes para tener control absoluto sin que el dueño tenga conocimiento.

Según la Policía, a través del Centro Cibernético y el Ciber Gaula, esta es una nueva modalidad que están usando los delincuentes para robar datos. “Si responde puede estar dando acceso a que le instalen un software malo que robará su información de seguridad, recuerde que hoy, a través de los teléfonos inteligentes hacemos hasta nuestras vueltas bancarias”, señaló un investigador de ciberdelitos de la Policía.

Publicidad

Mediante estas técnicas de estafa, los delincuentes no solo engañan a sus víctimas para obtener dinero, sino que también se aprovechan para obtener información personal que más adelante usan en su propio beneficio.

¿Pero cómo pueden hackear WhatsApp?

Si entregas el código de verificación que te llega por SMS al atacante, sin sospechar del engaño: Para activar el WhatsApp en su celular, el ciberdelincuente necesitará un código de activación que puede llegar por llamada de voz o SMS al celular de la víctima. Para acceder a ese dato, el atacante puede valerse de varias técnicas de engaño para lograr que le entregues ese dato.

2. Si el ciberatacante accede a los mensajes de tu contestador: Si el atacante solicita que el mensaje de activación llegue por mensaje de voz y el usuario (el verdadero propietario de la cuenta) no atiende porque está durmiendo, por ejemplo, el código quedará guardado en el contestador de su celular.

3. Por medio de WhatsApp web: Alguien podría acceder a tus conversaciones si dejas WhatsApp web abierto en la computadora, sin darte cuenta. Para verificar si tienes alguna sesión abierta ingresa en WhatsApp Web, presionando en las tres barras horizontes que están en el margen superior de los chats de WhatsApp. Ahí vas a ver si hay una sesión abierta y también desde allí podrás cerrarlas.

Por medio de aplicaciones espía: Hay aplicaciones espía que permiten tener acceso remoto al WhatsApp. Muchas de estas plataformas son difíciles de identificar, aunque hay ciertos indicios en un móvil que pueden indicar que la seguridad fue vulnerada de algún modo: como que funcione más lento de lo habitual, que se recaliente con facilidad o que la batería dure menos de lo esperado.