La administración municipal de Fusagasugá y la Policía Nacional suspendieron una reunión social clandestina en el sector de Chinauta, donde se encontraban varias personas en una celebración familiar. Se realizó la suspensión de la actividad económica, o sellamiento temporal del lugar en el que se reunían.