Acatando las restricciones decretadas por el Gobierno Nacional, el gobernador Nicolás García anunció que se extremarán las restricciones a la movilidad, declarando el toque de queda en el departamento desde el jueves 25 de marzo hasta el lunes 5 de abril, cada día desde la media noche hasta las 5 de la mañana, y estableciendo que los alcaldes tendrán total libertad de aplicar medidas como el Pico y Cédula en sus municipios, todo esto con el objetivo de evitar un tercer pico de contagio por Covid-19 durante la Semana Santa.