Un informe de WWF reveló que la biodiversidad en nuestra región se ha disminuido en un 94%. Desde los microorganismos hasta los grandes mamíferos, todos enfrentan una serie declive gracias al cambio del uso del suelo, principalmente.

Cada dos años, la ONG ambiental WWF lanza su informe Planeta Vivo, un estudio que mide las poblaciones de casi 21.000 especies de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios a nivel global. Según el informe que lanzaron hoy, las especies de estos grupos han disminuido en 68% en promedio a nivel global.

Pero tal vez la advertencia más grave es para América Latina: aquí, las poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios se han reducido un promedio del 94% entre 1970 y 2016.

El análisis se basa en el Índice del Planeta Vivo (IPV) (una medida hecha conjuntamente entre más de 40 organizaciones como ONG e institutos científicos para calcular los cambios en la abundancia de la fauna del planeta). Este año el IPV incluye casi 400 especies adicionales y 4.870 poblaciones más que el último Informe que se publicó en 2018. Entre ellas, las más afectadas son las especies de agua dulce, que han experimentado un declive del 84%.

De acuerdo con Luis Germán Naranjo, director de gobernanza de WWF Colombia, la causa mayor de es la pérdida de hábitat que causan los cambios en el uso de la tierra, y en la intensidad en la que usamos los recursos marinos. Para todas las regiones del mundo, esta causal supera el 50%.

Tomado de: Diario El Espectador