Cerca de 4100 hectáreas fueron reclamadas oficialmente ante la justicia, por la Unidad de Restitución de Tierras (URT), en representación de varias familias del Meta.

Las demandas, desde el punto de vista de la entidad, contienen el acervo probatorio suficiente para que los terrenos regresen a sus legítimos dueños, tras los daños sufridos a causa de la violencia en años anteriores, cuando zonas enteras del departamento eran dominadas por grupos armados al margen de la ley, antes de la firma de los acuerdos de paz.

Entre los predios solicitados en demanda se encuentran ocho ubicados en La Macarena y Mapiripán, municipios emblemáticos del antiguo poderío alcanzado por las Farc-EP, al oriente del país; y actual ejemplo del restablecimiento de derechos, alcanzado con procesos como el de restitución de tierras.

Se espera que las demandas radicadas, entre las que también se cuentan casos de municipios como Acacías y El Dorado, beneficien mediante fallo de restitución a 125 personas del Meta que esperan retornar a sus hogares, con lo que se sumarían a las más de 800 personas que ya disfrutan en esta zona de sus predios devueltos.

Fuente: Prensa – Unidad de Restitución de Tierras