El aire de Bogotá y sus alrededores está siendo severamente afectado debido a varios factores entre ellos está el incremento significativo de las temperaturas en el día y las heladas en la madrugada, esto causa un efecto llamado inversión térmica, la cual se suele presentar en los primeros meses del año.

Con el fin de monitorear y controlar estos fenómenos, haciendo que se mantengan a nivel de la superficie. Además, la dirección de los vientos puede generar que el material particulado se concentre en algunas zonas de la ciudad evitando así su dispersión. Estos controles se realizan en los principales corredores viales y en las zonas industriales de Bogotá. De igual manera, realiza seguimiento constante del comportamiento de la contaminación atmosférica, a través de las 20 estaciones que conforman la Red de Monitoreo de Calidad del Aire (una de estas estaciones entrará en funcionamiento en las próximas semanas).  

Si la comunidad quiere mejorar la calidad de aire de su sector y de la ciudad en general debe seguir las siguientes recomendaciones:

  • No realizar quemas al aire libre.
  • Movilizarse de manera sostenible.
  • Usar la bicicleta o caminar.
  • Reducir el uso del vehículo particular.
  • Utilizar el transporte público.
  • Implementar prácticas de ecoconducción o conducción amigable con el ambiente.
  • Optar por el teletrabajo y postergar las actividades fuera de casa.

Tomado de: Secretaria de Ambiente

Editado por: Nickole Gomez